Ya sea cargando un barco en un remolque, recuperando un 4×4 atascado en la pista o transportando caza mayor, un buen cabrestante manual es esencial para el proceso. Si no quieres o no puedes usar un modelo eléctrico, una de estas unidades con manivela puede hacer el trabajo. Hemos incluido tipos de montaje fijo, extractores de cable flotante y una versátil opción todoterreno.

Comparativa : Los mejores cabrestante manual

[amazon bestseller=”cabrestante manual” items=”9″ grid=”3″ description=” “]

Cabrestante manual de Kerbl

[amazon box=”B001CLN6X4″ description=” “] El cabrestante manual Kerbl es un modelo de cuatro toneladas que incluye tres metros de cable. Es genial para mover equipo pesado y para la tala, pero no es lo suficientemente fuerte para recuperar camiones 4×4 pesados.

Cabrestante manual WilTec

[amazon box=”B01CYIA50U” description=” “] El cabrestante manual WilTec ofrece una relación de transmisión de 40:1 que minimiza el esfuerzo requerido para su uso. Es resistente a la intemperie sin oxidarse y tiene una capacidad de carga de hasta 900 kg.

Cabrestante manual RIBITECH

[amazon box=”B00B849AE4″ description=” “] Uno de los tiradores manuales más fuertes del mercado, el RIBITECH puede levantar unas impresionantes cuatro toneladas de carga horizontal. Puede mover los coches desde los barcos, sólo se utiliza en la tracción.

Cabrestante manual de Cogex

[amazon box=”B005GY2ZEE” description=” “] El cabrestante manual tiene un mango de liberación rápida que le permite cambiar fácilmente de Cogex a alta velocidad a Cogex a baja velocidad, es resistente a la intemperie sin oxidarse. Puede arrastrar hasta 500 kg, pero tenga en cuenta que no está destinado a ser utilizado para levantar.

Cabrestante Manual : Las mejores ofertas del día

[amazon bestseller=”cabrestante manual” items=”4″ grid=”4″ description=” “]

La utilidad de un cabestrante manual

No es necesario ser un ingeniero profesional o tener un complejo y costoso arsenal de equipos para mover con éxito artículos pesados – como barcos y vehículos de motor – a una distancia relativamente corta. Utilizando un concepto llamado ventaja mecánica, estas herramientas permiten levantar o tirar de los objetos utilizando correas y cables, incluso si el objeto en cuestión pesa más de 1.000 libras. Los cabestrantes manuales son más eficaces cuando están situados muy cerca del objeto que están arrastrando – a medida que aumenta la distancia entre el cabestrante y el objeto que está moviendo, su fuerza de arrastre disminuye.un dispositivo versátil con muchos usos, es una herramienta indispensable para el navegante ávido, especialmente para el que con frecuencia carga y descarga su PWC de un remolque. Sin un cabrestante, transportar un barco desde el agua hasta un remolque de vehículos o hasta la tierra para su almacenamiento puede ser una tarea monumental y difícil. Nadie quiere verse atrapado en un incidente meteorológico en el que un coche se quede atascado en una zanja o varado en un parche de barro o hielo, pero si este desafortunado acontecimiento se produce, un cabrestante manual disminuirá en gran medida la gravedad de las circunstancias. Un cabestrante manual en combinación con una rampa es una solución útil para transportar equipo pesado en la parte trasera de una camioneta o en un camión de plataforma. Si está moviendo objetos muy pesados – dependencias, cobertizos o rocas, por ejemplo – asegúrese de que el peso total de la carga está dentro de la capacidad nominal del cabrestante.

Elegir el mejor cabestrante manual para usted

En su forma más simple, un cabrestante tiene un carrete de cable o cuerda unido a una manivela. Sin embargo, la mayoría de los modelos son un poco más avanzados que esto, por lo que usted querrá centrarse en algunos detalles más finos cuando evalúe las opciones potenciales. Empiece evaluando algunos factores diferenciadores importantes entre los modelos disponibles, como el sistema de engranaje del cabrestante, el tipo de manivela, el estilo de frenado y la velocidad. Construido con un engranaje primario que hace girar uno o más engranajes más pequeños mientras gira, un sistema de engranaje planetario es el enfoque más eficiente para un arranque rápido y sin esfuerzo. Por el contrario, un cabrestante con un sistema de engranaje de tornillo sin fin producirá más potencia para levantar o transportar objetos más pesados, aunque no se puede invertir la dirección de la tracción. Una manivela estándar es el tipo más simple – simplemente enrollar el cable o la correa en un movimiento circular para mover el objeto. Mientras que los modelos estándar son ideales para levantar, una manivela de trinquete es mejor para tirar de los objetos a lo largo de una superficie inclinada, lo que se logra moviendo la manivela hacia adelante y hacia atrás para girar el cabrestante. También son útiles cuando el espacio es limitado, ya que no es necesario girar la manivela 360 grados como requiere una manivela estándar. De los dos tipos de sistemas de frenado -automático y manual- el primero es el más eficaz para levantar objetos, ya que el freno se activa cada vez que se detiene el arranque para evitar que la carga caiga. Por ejemplo, cuando la tracción es la aplicación principal, un sistema manual funciona bien porque permite al operador controlar totalmente los frenos. Cuando se trata de la velocidad, su capacidad de carga probablemente determinará el estilo que elija, ya que un cabrestante básico de una sola velocidad es fácil de usar para transportar de 400 a 2.000 kg de equipo en distancias cortas. Un modelo de dos velocidades tiene dos ajustes – baja velocidad y alta velocidad – que puede alternar dependiendo del tamaño de su carga. La alta velocidad permite un arranque más fácil, lo que es ideal para arrastrar objetos pesados como barcos o vehículos atascados en distancias ligeramente más largas.no tiene que depender únicamente del cabrestante manual; una variedad de accesorios mejorará el rendimiento de su implemento. Una polea, por ejemplo, puede aumentar la capacidad del cabestrante y actuar como punto de anclaje para mantener los cables rectos mientras se utiliza la unidad. La grasa lubricante, que se puede aplicar fácilmente con una pistola de grasa, es útil para asegurar el funcionamiento adecuado de los engranajes y para evitar la corrosión debida a la exposición a los elementos.

Comprar un cabrestante manual barato

Si se utiliza correctamente, un cabrestante manual es una solución segura y eficaz para mover cargas que nunca podría manejar con las manos desnudas sin exponerse al riesgo de lesiones. Cuando instale el cabrestante, recuerde anclarlo a un objeto sólido e inmóvil, como un camión, un árbol o un poste de acero sólido. Una vez hecho esto, puede desbloquear el carrete y fijar el gancho del cable al objeto que desea mover. Antes de empezar a enrollar el cabrestante, inspeccione cada punto de fijación para asegurarse de que está bien bloqueado. Si tiene poca o ninguna experiencia en el uso de un cabrestante, lea el manual de instrucciones con atención y considere la posibilidad de entrenarse con un usuario más experimentado. El mantenimiento y la inspección rutinaria del equipo es esencial. Limpie y lubrique el cabrestante regularmente, y si alguno de sus cables o cuerdas parece dañado, reemplácelo inmediatamente. Cuando se trabaja con cargas pesadas y potencialmente peligrosas, siempre vale la pena tener precaución.

¿Qué es un cabestrante?

El cabrestante es una herramienta de levantamiento o de tracción que permite levantar cargas pesadas. Se trata de un sistema que controla el enrollado y desenrollado de un cable, cadena o cuerda enrollada en un tambor. También está disponible en diferentes modelos, a saber, cabestrantes manuales, eléctricos, hidráulicos, fijos y portátiles. Cada tipo de cabestrante tiene generalmente un uso específico dependiendo de su capacidad, funcionamiento, sujeción y tipo de cable.

¿Cuál es el mejor cabestrante?

La mejor relación calidad-precio: el cabestrante eléctrico para coches de Succe Buy

Aquí hay un práctico cabrestante de 12 voltios para colgar en su coche o caravana para salir de diferentes situaciones. Está equipado con un cable de acero de 27 m de diámetro de 9,5 mm y una potencia de tracción de 6123,5 kg en una sola línea. Dos mandos a distancia inalámbricos le permiten controlarlo a distancia.

El mejor modelo de alta gama: Cabrestante eléctrico Co Rhino

Con un cable de acero de 26 m, este cabrestante eléctrico tiene un motor de muy alta calidad con bobinado de cobre y difusión de calor. Tiene una velocidad de enrollado sin carga de 7,2 m/min y tiene un freno automático para detener la carga, así como dos mandos a distancia inalámbricos que funcionan en un radio de 10 m.

¿Cómo se elige un cabestrante?

Según su capacidad

Cuando hablamos de la capacidad de un cabrestante, estamos hablando de la carga máxima que la herramienta puede tirar. Esta capacidad se expresa en kilogramos en los productos ofrecidos y se refiere principalmente a la primera hilera de cable enrollado en el tambor, de modo que a medida que las líneas de cable enrollado en el tambor aumentan, la fuerza del cabrestante disminuye cada vez más. Se estima que esta pérdida de fuerza es del 13% por cada fila ya herida. Sin embargo, cabe señalar que la capacidad dada en cada herramienta se aplica a menudo a una carga rodante, cuando la cuerda está perfectamente horizontal. Por lo tanto, MN le aconseja que compruebe cuidadosamente si la carga máxima indicada corresponde a una carga rodante o no. Si no es así, siempre hay que tener en cuenta que la capacidad es un 50% mayor que el peso del objeto que se va a levantar o remolcar, a fin de tener en cuenta la pérdida de potencia al enrollar y la naturaleza no horizontal de la cuerda.

Dependiendo de su cable

Hay dos tipos de cable que se usan en los cabestrantes en el mercado. Los primeros son cables de acero al carbono muy resistentes a la fricción y al calor. Recomendamos este tipo de cable para quienes utilizan el cabrestante muy a menudo en el exterior y que lo usan con mucha regularidad, pero tenga cuidado, ya que el cable es muy sensible al aplastamiento y puede resultar muy peligroso si la carga se rompe o se desprende. Por otro lado, si sólo tiene la intención de usar su cabestrante ocasionalmente o sólo para situaciones de emergencia, sería mejor optar por una cuerda sintética. Es más ligero y menos probable que cause un accidente. En cuanto a la longitud, cuanto más corta sea la cuerda, mejor. En cuanto a la longitud de la cuerda, cuanto más corta sea la cuerda, mejor, porque una cuerda demasiado larga sólo hará que pierdas mucha potencia al tirar y levantar una carga. También aumentará el riesgo de que se enrede y se atasque el tambor hasta el punto de dañarlo. La mejor alternativa es elegir la longitud estrictamente necesaria para la tracción.

Nuestra visión :

Dependiendo de su velocidad de tracción

La velocidad de arrastre de un cabestrante varía según el peso que esté arrastrando. Cuanto más pesada sea la carga a tirar, más tiempo tardará en tirar de ella. Generalmente, cuando el cabestrante está cargado, tira 1,5 metros por minuto. Pero si se quiere elegir un cabestrante más rápido, también hay que tener en cuenta la potencia de su motor y su consumo eléctrico. Así que no hay necesidad de equiparse con una máquina de motor muy potente si vas a usarla en la batería de tu coche.

Según su uso

Su elección no será necesariamente el mismo modelo si planea usar su cabestrante para uso doméstico o profesional. Muy a menudo, los usuarios optan por un cabrestante manual cuando simplemente quieren una herramienta que pueda ayudarles ocasionalmente a tirar o levantar cargas pesadas, es muy fácil de usar y también muy ligero, levantando hasta 500 kg y tirando hasta 2000 kg horizontalmente. Además, no consume electricidad y es muy asequible de comprar. Sin embargo, algunos preferirán equiparse con un cabrestante eléctrico, especialmente por su facilidad de instalación. Además, si se trabaja en una zona en la que es necesario levantar diariamente objetos muy pesados, es aconsejable utilizar un cabrestante hidráulico que no se caliente con el uso continuo.

¿Por qué comprar un cabestrante?

Para levantar o tirar de una carga

El cabrestante es un dispositivo indispensable para transportar o remolcar cargas pesadas con el fin de moverlas con facilidad, un equipo que es capaz de soportar el remolque de varias toneladas gracias a sus sólidos componentes y a un potente sistema manual, mecánico, eléctrico o hidráulico. Además, es bastante simple de instalar y operar.

Los diferentes tipos de cabestrante

Cabrestante manual

Este es el modelo más simple y barato. Como su nombre indica, el cabrestante manual se maneja manualmente. Está disponible en dos versiones, un cabrestante de remolque y un cabrestante de elevación, y puede utilizarse en un vehículo 4×4, para remolcar barcos o para talar árboles. Es un equipo que puede levantar pesos de hasta 500, e incluso es posible añadir mitones para duplicar la carga.

Modelo mecánico

Proporcionando un trabajo continuo gracias a un motor de combustión interna, es un dispositivo que ofrece un rendimiento óptimo. Sin embargo, es pesado y bastante caro, requiere una instalación específica y no es fácilmente transferible de un vehículo a otro. Por eso este tipo de cabestrante no es muy utilizado por el público en general.

Cabrestante eléctrico

El cabrestante eléctrico es uno de los modelos más utilizados, ya sea en un 4 x 4, en uso doméstico o en obras de construcción. Es un dispositivo que utiliza un motor monofásico o trifásico de 12 a 24 voltios. Puede ser móvil o fijo y es particularmente robusto. Sin embargo, tiende a calentarse cuando está bajo carga.

Modelo hidráulico

Este es un modelo que funciona gracias a un tambor impulsado por un circuito hidráulico. El cabrestante hidráulico es probablemente el más eficiente, ya que tiene una gran capacidad de carga y es rápido. Se puede usar todo el día sin riesgo de sobrecalentamiento. Sin embargo, es el tipo de cabestrante más caro del mercado.

¿Cuánto cuesta un cabestrante?

Según el tipo, la calidad de fabricación y la potencia de arrastre del cabestrante, su precio puede variar entre unos 20 euros y más de 500 euros.los cabestrantes de arrastre manual son los más baratos del mercado, con un precio que oscila entre 20 y 100 euros, mientras que los cabestrantes de elevación manual se ofrecen entre 150 y 500 euros.los modelos eléctricos se ofrecen en una gama de precios bastante amplia, de 80 a más de 400 euros según su potencia de arrastre. Por lo tanto, los cabestrantes hidráulicos son los más caros del mercado, ya que están destinados a un uso profesional.

¿Cómo se sujeta un cabestrante?

Montar un cabestrante no es nada complicado, pero hay que seguir algunos pasos respetando ciertas reglas. En primer lugar, es importante saber que la instalación de tal dispositivo debe cumplir con la legislación para el tráfico en las vías públicas. Así que tened en cuenta las consecuencias relativas al peso de las suspensiones. Un cabrestante puede ser fijado en la parte delantera o trasera del vehículo. La mayoría de los modelos se suministran con materiales de montaje. Así que todo lo que tienes que hacer es atornillar el cabrestante firmemente en el parachoques y alimentarlo a través del cable a la batería del coche.

¿Cómo se usa un cabestrante?

Hay algunos pasos a seguir y algunas precauciones a tomar para usar un cabestrante 4×4 de manera eficiente mientras se mantiene alejado de los peligros. En primer lugar, ponte guantes de trabajo para proteger tus manos. Empieza por evaluar la situación y asegurarte de que tienes todo lo que necesitas. Busque un punto de anclaje sólido, como un árbol o una roca en un ángulo de 90 grados con respecto a su vehículo. Una vez que haya encontrado la estructura adecuada, desenganche y desenrolle el cable más de lo necesario. Enganche el cable al punto de anclaje, colocando primero un cabestrillo alrededor de él. Conecta los extremos con un anillo D y luego coloca el gancho de horquilla. Apriete el cable metálico enganchando y soltando el cabestrante. Cuando termine, afloje el cable antes de separarlo del punto de anclaje. Rebobínelo con firmeza y uniformidad.